Mi experiencia con el péndulo de cuarzo

penduloSeguro que todos hemos visto alguna vez la imagen del abuelo en el campo, buscando agua con unas varillas que llegado a un determinado punto se cruzan sin saber muy bien por qué. Lo que pocos saben es el principio en el que está basado ese movimiento que indica la detección de un pozo de agua.
Hace ya algún tiempo, me comentaron algunas propiedades un tanto curiosas sobre el péndulo. Según me contaron, puede ser usado como herramienta de adivinación, entre otras cosas. Cuando te dicen algo así, y no sabes del tema como era mi caso, no puedes evitar esbozar una sonrisa, pero como con el tiempo he aprendido a primero escuchar, luego investigar sobre lo que me dicen y después juzgar, pues decidí leer algo más sobre el tema, más que nada para no dictar sentencia sin tan siquiera saber de qué va la cosa, algo muy común entre la gente de la calle, que todos son muy listos y muy sabios…(modo irónico ON)
Efectivamente, al parecer esos “poderes”, por llamarlo de alguna manera, del péndulo están basados en el principio de radiestesia, el mismo que rige el movimiento de las varillas. La radiestesia es la facultad de percibir las “ondas” y las “radiaciones” que emiten los objetos y los cuerpos, con lo cual, según la teoría podría permitirnos el conocer más sobre ellos, por lo que aplicándolo a nosotros mismos, podría darnos información de cualquier tipo, como por ejemplo detectarnos enfermedades. Hay gente que lo emplea para tomar decisiones, buscar objetos, elegir pareja, en fin…un poco de todo
Me pareció algo bastante curioso, así que, como la mejor manera de confirmar una teoría es llevándola a la práctica, me hice con un péndulo de cuarzo para probar. Os cuento como me fue por si alguno se anima a probarlo.

¿Cómo funciona el péndulo?

El péndulo consiste en una pieza de cuarzo u otro cristal colgando de una pequeña cadena, en mi caso era del cuarzo transparente que todos conocemos. La cadena se ha de sujetar con los dedos pulgar e índice.
Lo primero que hay que hacer es conocer cual es el movimiento del péndulo cuando transmite un “si” o un “no”. Si os digo la verdad, cuando lo veía en videos, siempre pensaba que lo más probable era que la persona que lo mostraba moviera el péndulo con la mano, asi que, a priori, no le daba mucha credibilidad.
Cuál fue mi sorpresa cuando al probar por primera vez, efectivamente el péndulo te muestra cuando se lo pides, un “si” y un “no” con movimientos diferentes. Cien veces lo probé, asegurándome que mi mano no ejercía ningún movimiento consciente o inconsciente sobre la cadena porque me resistía a creerlo, hasta que me tuve que comer con patatas mis prejuicios, bien merecido me lo tenía, por prejuzgar antes de tiempo sin saber.
Hay quien dice que el péndulo se mueve solo y quien por otro lado dice que son micromovimientos musculares, me decanto más por la primera opción, más que nada porque a veces el movimiento del péndulo es tan exagerado que un movimiento muscular para darle tal impulso, aunque fuera involuntario, se notaría.
En mi caso el “si” es un movimiento horizontal de lado a lado y el “no” es un movimiento circular en el sentido contrario del reloj. Estos movimientos se repiten siempre.
Una vez conoces como el péndulo transmite estas respuestas, viene lo divertido, que son las preguntas. La mayor dificultad es conseguir un estado neutro de forma que tu deseo no interfiera en la respuesta. Es bastante complicado de conseguir, pero veras que en algunas preguntas que te afecten poco o sobre las que no intuyas la respuesta, pues ese estado se consigue con mayor facilidad y ahí es cuando se puede decir que el péndulo es fiable, esto lo digo aun con todas las reservas.
Solo en los casos en los que la pregunta que haces no se puede contestar con un si o un no, o es demasiado enrevesada, o directamente no sabe la respuesta, el péndulo empieza a hacer movimientos aleatorios, a medio camino entre los del si y del no, en mi caso suelen ser movimientos en diagonal, cuando hace eso le dices “te pillé”, y te quedas tan a gusto…es broma
De las muchas pruebas que realicé, el porcentaje de “aciertos” del péndulo era razonable, la mayoría de los errores creo que me los atribuyo yo al no haber encontrado el estado adecuado. Uno mismo se da cuenta que cuando estas “forzando” sin querer una respuesta, ya sabes entonces que esa no es una prueba válida, sin embargo, cuando se consigue el estado neutro, es bastante fiable, al menos por lo que he podido comprobar del mucho uso que le dí durante un tiempo.
Otra cosa muy curiosa, de esas que dices, venga ya, no puede ser…, es cuando empiezas con varias preguntas de respuesta obvia, llega un momento en que el péndulo empieza a hacer “tonterías”, es gracioso porque es como si se hartara de no hacer nada útil, … o como dice mi amigo Alberto, “a veces mi péndulo me chulea”…
Realmente es interesante, curioso y divertido, y las experiencias que se tienen cuando se practica son muchas.
Se podría decir que el péndulo tiene, no sé cómo expresarlo, porque decir vida propia no es correcto, pero es lo más parecido a lo que quiero decir y bueno, no son “cosas de locos”, es física, vibración, energía… y es realmente divertido, así que si tenéis la oportunidad de probarlo, merece la pena.

 

Deja un comentario